Cortesanos, militares y politicos de la telegrafia optica

Cortesanos,militares y politicos de la telegrafia optica



En consonancia con la filosofía de la política moderada, la concepción del uso del telégrafo óptico estaba estrictamente vinculada a la cuestión del mantenimiento del orden público. Se concebía, pues, al telégrafo como un instrumento gubernamental, tanto en el plano político como militar. No se planteaba la posible función que podía cumplir el telégrafo como factor de articulación económica del mercado nacional o de fortalecimiento de la sociedad civil, dada su capacidad para acortar el tiempo en la difusión de información. Consecuentemente, desde 1844 a 1847, Telégrafos dependió de la Dirección General de Caminos, Canales y Puertos. Esta concepción exclusivamente gubernamental hizo que a partir de 1847 la vertiente operativa del telégrafo quedará adscrita al Ministerio de la Gobernación, bien conjuntamente con Correos o en solitario; mientras que la construcción de las torres continuó a cargo de Caminos, situación que se mantuvo hasta el fin de la etapa de la telegrafía óptica. No es pues de extrañar que, en la reorganización del Ministerio de Gobernación realizada en 1847, la Dirección General de Gobierno encuadre dentro del despacho de Orden Público las secciones de: Policía Política, reuniones públicas, estados excepcionales, telégrafos y correos. Las instrucciones sobre el telégrafo contenidas en la real orden de 26 de noviembre de 1846 explicitan esta concepción gubernamental: "Unicamente los Capitanes Generales y los Jefes Políticos, podrán dirigir por el telégrafo comunicaciones ya sea a las Secretarías del Despacho o a las Autoridades Superiores de las Provincias..."

Otras disposiciones abundan en el carácter secreto de la transmisión y del contenido de los mensajes. Sólo los Comandantes o Jefes de Telégrafos conocían los contenidos, al ser los encargados de cifrar en origen y descifrar en destino los despachos en circulación. Para tal uso se ayudaban de un diccionario en el que se establecía la concordancia entre determinadas palabras o frases y las claves numéricas correspondientes. En el Diccionario Fraseológico Oficial de 1846 se recogen todas los signos, palabras y frases de mayor uso en la transmisión telegráfica de entonces. Dividido en dos partes: la primera de ellas es un Nomenclator onomástico y geográfico y la segunda organizada en once capítulos nos acerca a las características y contenidos del tráfico telegráfico de la época. Una lectura detallada de este diccionario, verdadero barómetro de las preocupaciones estatales de la época, revela que el 75 por ciento de las frases y expresiones que se detallan se refieren a cuestiones relacionadas con el orden público o con el ejército. Cada palabra o frase del diccionario está precedida de unos puntos, sobre los que se escribía el código numérico correspondiente, el cual podía ser cambiado periódicamente o cuando uno de los ejemplares en uso caía en poder de los pronunciados o sublevados.

La utilización casi exclusivamente militar y policial del telégrafo óptico, unido a las difíciles condiciones de trabajo, hicieron que se adoptara en su organización una estructura y una reglamentación paramilitar. El personal se dividía en dos clases principales: la superior o facultativa, que se encargaría de la dirección, la planificación e incluso de la construcción de las líneas, junto con los ingenieros de Caminos; otra clase inferior, dividida a su vez en tres escalas: oficiales de sección, torreros y ordenanzas.

La mayor parte de los que nutrieron el nivel facultativo procedían del ejército, y como en su anterior profesión se les designaba con grados militares: Brigadier Jefe de las líneas, para designar al Director General, Coronel Inspector para el Inspector de línea de primera y por último los Comandantes de línea. Existía un Inspector de segunda en cada cabecera de línea y los Comandantes se encargaban de las jefaturas de una parte de cada línea, llamada División; normalmente cada línea estaba constituida por cuatro o cinco divisiones. Los comandantes eran los únicos que podían codificar y decodificar los mensajes telegráficos. Al igual que la oficialidad había nutrido el nivel facultativo, los soldados, cabos y sargentos licenciados del Ejército fueron los que nutrieron el nivel inferior. Los oficiales de sección se encargaban de recorrer diariamente las cinco torres que solían componer cada sección.

La telegrafía óptica se encontraba más próxima a los medios de transmisión de información tradicionales que a los modernos, surgidos sobre la base de las nuevas teorías científicas que desarrolladas a mediados del siglo XIX iban a encontrar una rápida aplicación tecnológica: el telégrafo eléctrico que revolucionará el mundo de las comunicaciones, acortando distancias y


Други реферати:
Стратегическо планиране и стратегическо управление
Вътрешна среда на организацията в Интертайм Континентал АД
Доклад по управленско решение-характеристика
Мотивиране на човешките ресурси-теоретичен фундамент и произтичащи ориентири за практиката
Икономическата полза от деасамблиране на стари автомобили


Изтегли реферата



Икономическата полза от деасамблиране на стари автомобили - Facebook Image
Сайтът се поддържа от DH Studio | pomagalo1.com © 2012 | Общи условия